Consejos de batidos verdes para niños

Un batido verde es una de las mejores opciones para  que un niño tome frutas y verduras, todo en uno, esté bien nutrido, le ayude a tener un crecimiento saludable y le aporte las energías necesarias.

Con frecuencia los niños se revelan ante lo que les damos de comer y son lo que se suele decir el “espíritu de la contradicción”. Seguramente no entenderán o no querrán entender nuestras razones para convencerles  de tomar frutas y verduras, e intentarán convencernos ellos a nosotros de que prefieren un plato de pasta, arroz, o cualquiera que sea su plato favorito.

Si les gusta la fruta y el problema lo tienen con las verduras, es una buena manera de comenzar a incorporarlas a su alimentación. No te des por vencida ni tires la toalla, sigue en tu empeño, eso sí, sin ser demasiado pesada, todo tiene un límite. El obligar a un niño a hacer algo en contra de su voluntad puede ser contraproducente y causar el efecto contrario: que llegue a coger manía a aquello sobre lo que tanto  le insistimos. Por eso no se les debe obligar a tomar batidos verdes si no quieren… ¡pero nos podemos ayudar de algún pequeño truco!

 

10 consejos para hacer batidos verdes para niños

  1. Échale imaginación y muestra al niño tu entusiasmo por la nueva receta.
  2. Anímale a que te ayude a prepararlo, seguro le resultará divertido. Siempre con tu supervisión, sobre todo mucho cuidado con los utensilios de cocina, y con la batidora.
  3. Si le gusta la fruta, ya tienes una gran ventaja, puedes comenzar haciendo el batido con mayor proporción de fruta que de verdura.
  4. Añádele frutas dulces como la piña, plátano, sin olvidar los cítricos y la vitamina C.
  5. Cuando comiences a incorporar verduras de hoja verde a los batidos, empieza con aquellas de sabor suave, como la lechuga romana o lechuga de hoja de roble. Más adelante intenta incorporar espinacas y acelgas, teniendo siempre en cuenta la edad del niño.
  6. Adórnalo después de prepararlo con alguna fruta de menor tamaño, como fresas. Que el batido tenga buen aspecto e invite a beberlo.
  7. Prepáralo para los dosy que te vea a ti también tomarlo.
  8. Si crees que no va a querer ni probarlo, intenta dárselo en un vaso opaco, que no se vea el color del batido, mientras ve un cuento o dibujos, eso ya según tu criterio. Puedes añadirle una pajita para que lo beba.
  9. Evita sabores fuertes como apio, perejil o rúcula.
  10. Ante cualquier duda sobre cuál es la edad ideal para empezar a tomar ciertas frutas y verduras, consulta al pediatra.

Leave a Reply