Dieta alcalina, todo lo que debes saber

Hoy queremos dedicarle una entrada a la tan actual “dieta alcalina” que estamos viendo en revistas y programas de televisión, una moda que bien entendida puede ser muy beneficiosa pero con la que también tenemos que tener cuidado. Por una parte aportaremos sus orígenes y los razonamientos en los que se basa, y en la segunda parte os haremos una descripción y valoración de la misma y su relación con los batidos verdes.

William Howard Hay Su origen se remonta a los estudios del doctor William Howard Hay, que en 1907 estableció la teoría de la combinación de alimentos, separando los ácidos de los alcalinos y los neutros. También promulgó que algunas de las enfermedades que aquejan al hombre en la actualidad provienen de una alimentación artificial e insalubre. Según Howard, estas costumbres alimenticias generaban acumulaciones de elementos ácidos en el cuerpo que generaban ciertas enfermedades que se sabían prácticamente desaparecidas. Por contra, los alimentos alcalinos (generalmente más sanos y naturales) luchan contra esa acidez del cuerpo, evitando la aparición de esas enfermedades.

La teoría de Howard se amplió en los estudios realizados en 1931 por el premio nobel Otto Heinrich Warburg referentes al descubrimiento de la causa primaria de la aparición del cáncer. Esa causa, a grosso modo, se resumía en que el cuerpo necesita un equilibrio entre la alcalinidad y acidez de la sangre. Los estudios revelaron que un ambiente de mayor acidez permite la aparición de células cancerígenas, mientras que un ambiente de alcalinidad y buena oxigenación impedía su desarrollo.

Existen muchos autores que se han mostrado a favor de evitar la acidez en nuestro cuerpo, a base de consumir alimentos altamente alcalinos como pueden ser verduras y cítricos, y evitar los alimentos ácidos como el azúcar, las grasas saturadas, la carne y la leche.

 

 

 En qué consiste la dieta alcalina

La Dieta Alcalina promete dos beneficios, por un lado es una gran dieta de adelgazamiento, si la acompañamos de otros hábitos como el deporte, y por otro, es muy eficaz combatiendo el envejecimiento y ciertas enfermedades, particularmente las relacionadas con quistes y tumores. Las premisas son las siguientes:

1 – Tomar principalmente alimentos alcalinos como las verduras (salvo el tomate, pimiento, berenjena y patata), frutas, aceite de oliva, bebidas vegetales y té verde.

2 – Eliminar de nuestra dieta los alimentos ácidos: carnes, dulces, refrescos, quesos, alcohol, azúcar refinado, harinas refinadas, y en general cualquier alimento preparado o con altas dosis de cocción.

alimentos alcalinos

Otros consejos para seguir esta dieta son los que se suelen indicar en casi cualquier dieta: Hacer ejercicio, beber mucha agua, consumir productos frescos, y dormir adecuadamente.

Viendo las premisas en las que se basa, es bastante evidente que esta dieta funcionará a las mil maravillas si buscamos bajar peso. También es cierto que bien llevada, puede proveer a nuestro cuerpo con todo lo que necesita, pero deberá estar bien asesorada por un nutricionista para no caer en carencias, cosa bastante habitual en dietas muy restrictivas que no se han controlado por especialistas.

Por otro lado, no podemos olvidar las dificultades de seguir una dieta tan estricta, y los peligros que presenta. Probablemente la mayoría de los que la empiezan acabarán relajándola o dejándola de lado, y puede ser peligrosa para personas con dolencias cardiacas o de riñón. Recomendamos tomarse estas dietas con cuidado, y a ser posible visitando con antelación a un nutricionista que estudie nuestras necesidades y hábitos, que siempre será más efectivo a largo plazo, y nos alejará de los posibles peligros.

 

 

LOS BATIDOS VERDES SON UNA DIETA ALCALINA

Si nuestro objetivo no es solo perder peso, sino completar nuestra alimentación y darle a nuestro cuerpo un aporte extra de salud y energía totalmente natural, seguramente nos sirva con la alcalinidad que nos aporta un solo batido verde. En Batidos Verdes y Zumos somos arduos defensores de los alimentos alcalinos, los tomamos a diario en nuestros batidos, zumos, y fuera de ellos, no solo por su alcalinidad (que sí defendemos como buena para el organismo) sino porque todos ellos tienen otras muchas propiedades beneficiosas que día o día os vamos contando y que en nuestra dieta moderna no están generalmente cubiertas.

Pero os aconsejamos tomarlos como complemento a una dieta normal y variada, en ningún caso un batido verde deberá sustituir a una comida completa o convertirse en dieta. Podemos sustituir un primer plato como un puré, una sopa, o un cocido, para los que son excelentes sustitutos, pero idealmente los consumiremos en el desayuno, a media mañana para saciarnos y no comer otro tipo de alimento más perjudicial, o en la merienda, con ese mismo objetivo.

Con mucho menos esfuerzo del que requiere una dieta estricta, podremos conseguir ese objetivo de perder peso a medio y largo plazo, con solo tres consejos:

  •  Cortando el consumo de ciertos alimentos ácidos y altamente calóricos que enumeramos arriba. ¡No todos!, algún capricho nos podemos dar, pero todo lo que podamos evitar será beneficioso, para perder peso y para nuestra salud.
  •  Haciendo ejercicio moderado. Cuanto más tiempo mejor… no se trata de hacer mucha intensidad sino de mantener una intensidad media durante el mayor tiempo posible. Mínimo 40 minutos.
  •  Tomando nuestro batido verde diario (ojo a no pasarnos con la fruta, mucha fruta = más calorías). Preferiblemente entre horas para evitar “picar”… aportará nutrientes y no aportará grasas.

Lograd que estos tres consejos se conviertan en hábitos, y no solo perderéis peso… ¡sino que os sentiréis mejor que nunca!

Leave a Reply