Dieta alcalina, todo lo que debes saber

Hoy queremos presentaros concretamente a la tan famosa “dieta alcalina” que vemos en revistas y programas de televisión, tendencia que es bien conocida y puede resultar muy beneficiosa, pero también hay que tener cuidado.

En este artículo, daremos su origen y el razonamiento en el que se basa, la describiremos, evaluaremos y veremos su relación con el batido verde.

El origen de la dieta alcalina

William Howard HaySu origen se remonta a la investigación del Dr. William Howard Hay, quien estableció la teoría de la combinación de alimentos en 1907 para separar el ácido de los álcalis y los neutros.

También anunció que algunas de las enfermedades que afligen a los humanos hoy en día provienen de dietas artificiales poco saludables. Según Howard, estos hábitos alimenticios acumulan elementos ácidos en el cuerpo, lo que lleva a ciertas enfermedades que se sabe que han desaparecido.

Por otro lado, los alimentos alcalinos (generalmente más saludables y naturales) pueden combatir la acidez del cuerpo y prevenir la aparición de estas enfermedades.

La teoría de Howard se amplió en 1931 gracias a los estudios del premio Nobel Otto Heinrich Warburg al descubrir las principales razones de la aparición del cáncer.

La razón de esto, en términos generales, es que el cuerpo necesita el equilibrio del pH de la sangre. Los estudios han demostrado que un ambiente de mayor acidez permite que aparezcan las células cancerosas, mientras que un ambiente alcalino y de buena oxigenación previene su desarrollo.

¿En qué consiste la dieta alcalina?

La dieta alcalina tiene dos beneficios. Por un lado, es una buena dieta para adelgazar. Si combinamos otros hábitos, como el ejercicio, por otro lado, es muy eficaz en la lucha contra el envejecimiento y determinadas enfermedades, especialmente aquellas con quistes y tumores. Las premisas en las que se basa son las siguientes:

  1. Alimentos principalmente alcalinos, como verduras (excepto tomates, pimientos, berenjenas y patatas), frutas, aceite de oliva, bebidas vegetales y té verde.
  2. Eliminar de nuestra dieta los alimentos ácidos: carnes, dulces, refrescos, queso, alcohol, azúcar refinada, harina refinada, y cualquier alimento que se prepare o cocine habitualmente en dosis elevadas.

Otros consejos para seguir esta dieta son los que se encuentran habitualmente en casi todas las dietas: hacer ejercicio, beber mucha agua, comer productos frescos y dormir lo suficiente.

Mirando las premisas en la que se basa, está claro que esta dieta funciona de mil maravillas si queremos adelgazar. Sin embargo, esta debe ser totalmente recomendada por un nutricionista para evitar carencias, algo común en dietas muy estrictas y no controladas por expertos.

LOS BATIDOS VERDES SON UNA DIETA ALCALINA

Si nuestro objetivo no es solo adelgazar, sino completar nuestra dieta y aportar a nuestro organismo algo de energía extra y completamente natural, entonces definitivamente nos ayudara la alcalinidad que nos aporta un vaso de batido verde.

Los batidos verdes no deben sustituir una comida habitual ni convertirse en dieta. Podemos sustituir el primer plato, como puré, sopa o guiso, pero lo ideal es que los comamos en el desayuno, como merienda y como un complemento para el almuerzo en lugar de comer otros tipos de alimentos más dañinos.

Consejos para perder peso a medio y largo plazo

Con mucho menos esfuerzo que una dieta estricta, podemos lograr el objetivo de la pérdida de peso a medio y largo plazo, con solo tres consejos:

  1. Reduzca algunos de los alimentos ácidos y ricos en calorías que enumeramos anteriormente. Al final podemos hacer lo que queramos, pero todo lo que podemos evitar es bueno para la pérdida de peso y la salud.
  2. Haz ejercicio moderado. Cuanto más tiempo, mejor. No se trata de hacer mucha intensidad, sino de mantener la intensidad media el mayor tiempo posible. Al menos 40 minutos.
  3. Tome un batido verde diario (tenga cuidado de no comer demasiada fruta, mucha fruta = más calorías).

Convierte estos tres consejos en hábitos y no solo adelgazarás ¡sino que te sentirás mejor que nunca!

Leave a Reply