La vitamina A y sus beneficios

Todos hemos oído hablar de la Vitamina A, y seguramente sepamos que es importante para nuestra vida, pero hoy queremos entrar un poco más a fondo y enseñaros los pequeños detalles que pueden hacer que la aprovechemos mejor.

Bajo el nombre de “Vitamina A”, se agrupan un conjunto de compuestos nutricionales muy importantes para el buen funcionamiento de nuestro organismo. No los vamos a mencionar todos, porque sería demasiado complejo, así que vamos a ir directamente a lo práctico: nos centraremos en el retinol, y en los betacarotenos.

  • El Retinol se obtiene fundamentalmente a través de alimentos de origen animal, como los productos lácteos, el hígado y los huevos.
  • La Provitamina A o betacaroteno se obtiene ingiriendo alimentos de origen vegetal y se transforma en retinol en nuestro organismo según este lo va necesitando.

Ambas formas de obtener vitamina A son importantes para nuestro organismo, ya que una dieta exclusivamente vegetariana tiene muchas más posibilidades de producir un déficit de vitamina A que una dieta variada que incluya también alimentos de origen animal.

Como ya sabréis, nosotros no somos grandes vegetarianos, creemos que la dieta debe ser lo más variada y sobre todo lo más natural posible. Y como no siempre podemos cumplir con esas dos premisas, nos tomamos  nuestros batidos verdes y zumos de frutas, que nos ayudan enormemente.

FUNCIONES

  • Esta vitamina es esencial para la visión ya que protege nuestra retina, y entre sus funciones metabólicas aporta una mejora en nuestro contraste y claridad visual. Uno de los primeros síntomas de que tenemos un déficit de vitamina A, es precisamente una pérdida en nuestra capacidad visual en condiciones de poca luz.
  • Interviene en el metabolismo de los huesos, para mantenerlos sanos y fuertes, así como también mantiene los dientes fuertes y libres de caries.
  • Es una vitamina fundamental para el buen estado de  la piel y del cabello. Entre sus funciones metabólicas para la piel, destaca la regeneración de la epidermis, así como el control de las bacterias y la grasa en los poros y la superficie de nuestra piel. El mecanismo exacto sobre cómo hace esto, es aún desconocido y se sigue estudiando, pero los estudios clínicos realizados han demostrado que un déficit de Vitamina A conduce a una piel más delicada,  que se regenera de forma más lenta, y con un aspecto apreciablemente peor.
  • Protege las membranas mucosas del aparato digestivo y respiratorio, previniendo enfermedades relacionadas con estos aparatos.
  • Es necesaria para un buen funcionamiento del sistema inmunológico, refuerza nuestras defensas y nos protege contra las enfermedades.
  • Esta vitamina también tiene propiedades antioxidantes, por lo que protege nuestras células del efecto nocivo que los radicales libres producen en nuestro organismo, de esta manera ayudan a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas como el cáncer.

VITAMINA A EN NUESTROS BATIDOS 

Las frutas y verduras son una gran fuente de provitamina A o betacaroteno. Aportan cantidades menores en comparación a lo que puede aportar un alimento de origen animal, pero aún así son cantidades respetables, totalmente naturales, y que además intervienen en otras funciones metabólicas adicionales, por lo que siempre es conveniente conseguirlas por esta vía.

Las mejores fuentes vegetales de vitamina A a emplear en nuestros batidos son las siguientes:

  • frutas de color anaranjado: mango, caqui, níspero, papaya, mandarina, naranja, albaricoque.
  • verduras de hoja verde: grelos, col, espinacas, canónigos, berros, escarola, acelgas, lechuga.
  • hortalizas: zanahoria, boniato o batata (patata dulce), calabaza.

Por tanto, si quieres mantenerte saludable por dentro y por fuera, mejorar tu salud en muchos aspectos como prevenir gripes, resfriados y otras enfermedades, y además beneficiarte de sus propiedades embellecedoras como tener una piel más luminosa y un pelo más sano y brillante, recuerda añadir a tu dieta alimentos ricos en esta vitamina. Un batido verde cada dos días, por ejemplo, es una excelente fuente de esta vitamina (¡y muchas otras claro!) y te permite cubrir el consumo recomendado de fruta y verdura en nuestra dieta.

Y un último consejo de salud y belleza antes de terminar: ahora que llega el veranito, es importante saber que los betacarotenos (la vitamina A de los vegetales) ayudan a protegernos mejor de los rayos del solasí como a tener un bronceado más lucido y bonito. Huid de las “pastillas para mejorar el bronceado” ya que no hay pruebas científicas que sustenten su eficacia, y recurrid a las frutas con carotenos, que además están cargadas de antioxidantes y otras vitaminas importantes para cuidar la piel y prevenir el efecto nocivo de los rayos del sol. ¡Recordad también beber mucha agua y usar protección solar!

Leave a Reply